Es normal en los seres humanos tener cambios de comportamiento y estado de ánimo. Sin embargo si su hijo adolescente está mostrando señales de irritabilidad y fatiga muy frecuentes, es importante darle atención ya que esto indica que esta pasando por alguna experiencia estresante. El enojarse con su hijo solo logrará empeorar la situación. Lo mas recomendable es ofrecerle su apoyo y comprensión.

Cambios drásticos de comportamiento ya sea positivos o negativos requieren de atención especial. Un joven que de un momento a otro deja de sentirse deprimido y empieza a actuar alegre y jovial puede ser una señal de que ha decidido cometer suicidio o escaparse de la casa.